Atrévete a ver más allá de lo que tus ojos pueden ver

Entradas etiquetadas como ‘nueva era’

La Pérdida


 

Si bien es cierto, la pérdida es uno de los acontecimientos más impactantes y dolorosos, que cualquier ser humano puede experimentar. Sin importar el credo, la raza, el estatus social o incluso nuestra preparación intelectual, como médium puedo asegurarles, que ninguno de nosotros está preparo para afrontar la pérdida. Por supuesto, a lo largo de nuestras vida, tendemos a vivir distintos tipos de pérdidas, un trabajo, una pareja, un familiar, o algún bien material, cada uno con un nivel de intensidad más altos o más bajos que otros, pero todas las perdidas crean dentro de nosotros, estados de ansiedad y de temor, ya que no estamos claros del porque de dicha situación, y sobre todo, cuál será el desenlace que nos espere al final. Tal vez lo único que nos puede diferenciar, a unos de otros frente a la pérdida, es la capacidad individual de afrontar dicha experiencia, a algunos les lleva poco tiempo sanar el proceso y pasar la página, mientras que a otros, les lleva más años superar dicha pérdida; esto es debido a que en algunos individuos, la inteligencia emocional y la madurez emocional, es mucho más marcada que en otros.

Ahora bien, la pregunta es ¿qué es realmente la pérdida?, pues simplemente, la pérdida es la sensación de que algo que “nos pertenecía” sencillamente, deja de pertenecernos, creándose dentro de nosotros, un vacío un tanto difícil de llenar. Por supuesto, esto es algo que a lo largo de mi camino como médium, he aprendido que es completamente falso, ya que a un nivel espiritual, nada nos pertenece, todo llega cuando le corresponde y se marcha de nuestras vidas, cuando se cumple el ciclo con nosotros. Sentimos que perdemos, porque nuestro EGO nos crea la historia de que es nuestro deber de controlarlo todo, y al intentar controlar, o dominar, terminamos apegándonos, por el simple hecho de que colocamos toda nuestra atención en un solo objetivo, olvidando todo lo demás. Pero, ¿por qué nos apegamos?, debido a que durante mucho tiempo, nos ha costado tanto el lograr las cosas y hemos invertido tanto para conseguir alcanzarlas, que cuando finalmente lo conseguimos, nos termina invadiendo el miedo a perder a aquello por lo cual nos esforzamos.

Es por ello que he aprendido que la intensidad de la pérdida, dependerá en gran parte, del grado de apego que exista con aquello que sentimos que perdemos, mientras más apegados estemos a aquello que se va, que se termina o que se desaparece de nuestra vida física, con esa intensidad viviremos la pérdida.

Realmente la pérdida es una ilusión del EGO, debido a que solamente afecta a nuestro EGO, ya que nuestro espíritu no conoce de apegos, entiende que todo aquello que le rodea está ahí, no para quedarse, sino simplemente para mostrarnos una parte de nosotros, que desea ser sanada, y menos conoce de perder, ya que comprende que no posee nada, sino simplemente se posee así mismo, y todo es parte del él y él es parte del todo.

La pregunta es ¿cómo podemos afrontar la perdida?, pues para ello primero que nada, debemos practicar la ACEPTACIÓN. Cuando aprendemos a aceptar, soltamos el deseo de controlar las situaciones que ocurren en nuestras vidas, renunciamos a querer tener la razón, por tener paz. Luego de aceptar, el siguiente paso es aprender a AGRADECER, cuando somos agradecidos por todas aquellas experiencias que suman o que restan, generamos una energía imán, que atrae a nosotros nuevas situaciones, que podamos agradecer.

Seguidamente, siempre aconsejo que debemos aprender a BENDECIR, cuando utilizamos el poder de la bendición, en todas aquellas situaciones que suceden, -sea que las entendamos o no- producimos que aquello que ocurre, se llene de luz y de este modo, se sane en cualquier dirección del tiempo.

Finalmente, después de realizar los pasos previamente nombrados, es momento de practicar el SOLTAR, esto nos permite tomar consciencia de que aquello que se va de nuestras vidas, simplemente cumplió su ciclo y es tiempo de dejar que se vaya, para que así una nueva experiencia llegue a nosotros de manera perfecta. Soltar nos recuerda que venimos a este plano físico sin nada y por más que hagamos, nos iremos sin nada, solo con aquellos conocimientos que nuestra alma ha decidido conservar, para su evolución.

Aprovecha el tiempo


reloj-de-arena

 

 

Aprovecha el tiempo.

Siempre que hago una lectura, aprendo diariamente muchas cosas sobre el mundo de los espíritus, muchas veces, la gran mayoría de todas las lecciones, tienen que ver con el perdón, la sanación, el amor incondicional, entre otros.

Lo cierto es, que gracias a esas lecciones, he tenido la oportunidad de seguir creciendo, y ser cada día un mejor ser humano.

Hola, mi nombre es Bhagavan Vásquez y hoy quiero compartir con ustedes, la siguiente anécdota que me hizo reflexionar mucho.

Dentro de las tantas lecciones que aprendo diariamente, hace un par de semanas, tuve la oportunidad de toparme en consulta, con una historia que reforzó mis creencias sobre el perdón y el valorar a todos aquellos que te rodean.

Recuerdo que era mi último día, realizando lecturas privadas en la ciudad de Valencia. Diariamente recibo entre ocho (8) y doce (12) personas –algo que me deja completamente agotado- lo cierto es que, en una de las ultimas lecturas, entro una muchacha a la que llamaré Mariale (cambio los nombres para respetar la identidad de la persona). Mari había asistido a mis lecturas privadas con su hermana, le expliqué que como médium-psíquico que soy, siempre le pido a los espíritus que me entreguen sólo mensajes de sanación, ya que no me gustan los mensajes negativos, y también le expliqué que siempre le pido a los espíritus que solo se presenten aquellos que tienen que sanar algo con nosotros, o nosotros con ellos; no quien nosotros queramos.

Luego de ésta explicación, empecé a transmitir los mensajes de los seres queridos fallecidos de Mari, recuerdo que primero sentí a sus abuelos, sentí como se acercaban alegremente a saludar, su abuela paterna estaba muy contenta, era una mujer joven, de hermoso cabello y de piel clara; su abuelo paterno por su parte, lucia muy bien, un hombre serio de pocas palabras. Ambos felices de poder acercarse a saludar a su nieta (a pesar de que ésta nunca los conoció), eran espíritus jóvenes, la mujer tenía entre 28 y 33 años de edad, y el señor, me mostraba una edad de unos 36 años más o menos. Rápidamente, iba transmitiéndole a Mariale, todo lo que veía, escuchaba y sentía. Al siguiente acto, sentí la energía del cáncer, sentí como invadía mi cuerpo, y paralelamente sentí un ACV (accidente cerebro vascular), a lo que le pregunté a la joven, como relacionaba esas dos enfermedades con un hombre, a lo que ella respondió: “Ese es mi padre”.

Había quedado impactado, sentir como una persona había sufrido dos enfermedades simultáneamente, el hombre se hizo visible ante mí, y me hizo saber que estaba alegre de volver a hablar con su hija.

-Tú padre está aquí, y quiere que sepas que se siente feliz de volverte a ver, de volver a hablarte, dice que está orgulloso de ti; también me dice, que lo hicieron lo humanamente posible para que él estuviera vivo, porque no fue fácil para ustedes llevar sus enfermedades”- le dije a la joven.

La joven asintió con la cabeza y me dijo: -a mi padre primero le dio un ACV, por lo que pensamos que no duraría mucho tiempo con vida. Al parecer nos equivocamos-

-¿por qué?-pregunte.

-Mi padre, empezó a mejorar con el tiempo, superando muy bien su ACV, hasta que llego el cáncer. Eso si no lo pudo superar.

En ese instante, el padre de la joven se me acerca y me dice: “pregúntale sobre el accidente”.

-Tu padre me habla sobre un accidente. ¿Alguien ha tenido alguna vez, algún accidente donde pudiste haber muerto, pero no te pasó nada?

Si-respondió Mariale- Hace tiempo, tuve un accidente en carretera, iba con mi ex esposo, y casi morimos.

-“Dile que nunca se moleste con alguien por mucho tiempo, nunca sabrá cuando la volverá a verla”-me susurró el padre”-.

-Tú padre me susurra algo sobre no molestarte con alguien por mucho tiempo. ¿Tiene eso sentido para ti?

-Sí. Días antes del accidente, yo me encontraba en Margarita de vacaciones, había hablado con mi padre, y le prometí que le llevaría unos caramelos. Pero por cosas del destino, los caramelos que le llevaba se llenaron de hormigas, y tuve que botarlos. Cuando llegue a Valencia, le comenté a mi padre lo ocurrido, y éste no me creyó, pensó que se los estaba negando, y me quitó el habla. Yo me sentí muy mal, pero no podía hacer nada. Luego, volví a viajar y ocurrió el accidente.

Ya en el hospital, cuando mi padre me vio en aquel estado me dijo: “que tonto soy, pudiste haber muerto, y yo me hubiese quedado sin poder disculparme por molestarme por algo tan tonto. Realmente no debemos molestarnos con alguien por mucho tiempo. Nunca sabremos cuando volveremos a verla.”

En ese instante el padre de la joven se me acerca y me dice: -“dile que yo llegué a través de sus sueños, y que es de esa forma como nos podemos comunicar”.-

-Tú y tú padre hablan a través de sueños, me dice él.

-Que impresionante- expresa Mariale con cara de sorpresa. Y luego agrega:

– Después de la muerte de mi padre, siempre en mis oraciones le decía, dame solo una última oportunidad para volverte a ver, y volverte abrazar; y ciertamente, como tú lo has dicho, mi padre se me presentó en un sueño y pude volverlo a ver, por última vez.

Mariale guardo silencio mientras respiraba y luego agregó: -A veces, no aprovechamos a las personas cuando las tenemos cerca. Nunca les decimos cuanto las amamos, y solo caemos en cuenta de ésta acción, cuando ya la persona ha partido. Siempre amaré a mi padre, y estaré agradecida de todo lo que él me enseño.

-“Siempre cuidaremos de ellos, nada malo les ocurrirá, pero diles que no forcen la barrera. No todo el tiempo podemos evitar que las cosas ocurran; y por favor, dile que sea feliz, que eso es lo único que contará cuando le corresponda cruzar.”-dijo el padre de Mariale.

La joven echó a reír y dijo: -eso lo dice por mi hermano, a él le encanta forzar la barrera. Gracias papá por cuidarnos.

Debo confesarles, que a través de ésta historia, mis creencias sobre el perdón y el amor incondicional, se han acentuado más. Diariamente, la vida nos brinda la oportunidad de compartir al máximo con aquellos que amamos y apreciamos, más sin embargo, nunca aprovechamos ésta dicha, debido a los constantes vaivenes de nuestros EGOS. Entre peleas absurdas y luchas de poder, olvidamos que solo tenemos ésta vida, para compartir físicamente con éstos, y una vez que se van, ya solo podremos disfrutar de su presencia, de una forma espiritual.

Creencias y consciencias en el más allá


Creencias y consciencias en el más allá

 

 

Creencias y consciencias en el más allá.

Si bien es cierto, tengo ya un largo tiempo desde que me hice consciente de mi don, y dedicándome a desarrollar mi mediumnidad. Sin embargo, a pesar del tiempo que llevo haciendo lo que hago, aún todos los días aprendo nuevas informaciones del mundo de los espíritus. El constante aprender me ha dado la oportunidad de transmitirle a todas las personas que vienen a mis eventos, la información que los espíritus me transmiten. Dentro de los conocimientos que he adquirido a lo largo de mi camino como un médium-psíquico que soy, uno que me ha llamado la atención, es lo que ocurre con nuestra consciencia física cuando cruzamos al más allá.

Muchas personas me han preguntado ¿qué es lo que vemos cuando cruzamos al más allá?, a lo que siempre les respondo: -realmente no lo sé, nunca he estado en el más allá, pero lo que si se, es que los espíritus me describen dicho espacio, como un lugar de mucha luz y mucha paz; y lo que vemos del otro lado, dependerá en gran parte de aquellas cosas en las que creamos.-

Definitivamente, esto último es lo que deja pensando a las personas siempre, ¿lo que vemos en el más allá depende de nuestras creencias?, pues así es, cuando dejamos atrás este plano físico, lo que vemos del otro lado es proporcional a nuestras creencias e iremos al espacio, que esté acorde a ellas. En otras palabras, si somos creyentes de algo en específico –por ejemplo los religiosos- veremos lo que nuestras creencias nos permitan ver. Existe un cielo –por llamarlo de un modo más coloquial- para cada tipo de creencias, de este modo se mantiene la armonía y el equilibro en el más allá; los católicos ven a cristo, los budistas a buda, los musulmanes ven a Allah, y los amantes de Michael Jackson ven a Michael Jackson, etc, etc, etc.

Así mismo, al dejar el plano físico también nos acompañan nuestra consciencia, y como pensamos o actuamos acá en la tierra, del otro lado también lo haremos. Es decir, si en vida fuimos médicos, nuestro nivel de consciencia nos mostrará un cielo acorde a nuestra mente científica. Imaginemos a Einstein en un cielo rodeado de otras almas que piensan igual que él; incluso aquellos que no obraron de manera positiva también tienen un espacio donde están con almas que tienen sus mismas creencias y consciencias, es decir, un alma como la de Hitler está en un espacio donde convive con otras almas que también están en su misma frecuencia vibratoria, ya que sería muy complicado para el alma de dicho personaje, mantenerse en una vibración más elevada como la del amor y la paz, debido a que su consciencia no se lo permitiría.

Recuerdo que en julio del 2015 leí a Yesenia, una joven de unos 35 años de edad, la cual había perdido a su madre dos años antes. Recuerdo que la lectura fue en su casa, la cual vivía en Prados del Este, en Caracas.

Al llegar a casa de Yesenia, sentía una necesidad inmensa de sentarme a orar, no sabía porque pero era lo que sentía para aquel momento. Era una casa de dos plantas, con un jardín delantero muy bonito, recuerdo que tenía un juego de mesa de metal el cual estaba en medio del jardín delantero. La joven me recibió amablemente con mucha alegría, y me hizo pasar; su casa por dentro era muy moderna, dando el aspecto de que había sido decorada por un diseñador de modas, todo estaba completamente a tono con todo.

-Bienvenido a mi humilde hogar. Dijo Yesenia.- No sabes cuánto había deseado que vinieras a mi casa.

-Muchas gracias! Respondí. El placer es mío, tienes una casa muy bonita. ¿La decoraste tú?

-No! (dijo entre risas), le he pedido a una amiga que es modista, que me ayudará a decorarla.

-Ya veo, pues dile de mi parte, que la felicito. Realmente le quedo excelente.

Seguidamente, Yesenia me hizo pasar al comedor donde tendríamos la lectura. Aunque ustedes no lo crean, seguía sintiendo ganas de rezar, no sabía porque, pero sentía que debía hacerlo. Breve y rápidamente le explique cómo sería la comunicación y las únicas dos normas que les tengo a los espíritus, número uno: solo acepto mensajes de sanación, si no tienen nada bueno que decirme prefiero que no me lo digan, y numero dos: solo pueden presentar quienes tenga que sanar con nosotros o nosotros con ellos, no quien nosotros queramos. La joven asintió, e inmediatamente empecé a leerla.

Inmediatamente sentí una energía maternal, un fuerte aroma a rosas y luego sentí un fuerte dolor en mi cabeza. Le pregunté: -¿reconoces lo que te estoy diciendo?, a lo que ella me respondió asintiendo con la cabeza y rostro de sorpresa, y muy levemente me dijo:

-mi madre murió de un ACV hace tres años y sus flores favoritas eran las rosas.

-Pues quiero que sepas que tu madre está con nosotros y quieres que sepas que está bien. Le dije.

Seguidamente, volví a sentir un fuerte deseo de sentarme a rezar, por lo que tuve que cerrar los ojos, al hacerlo vi en mi mente un pequeño banquilla de oración, pero lo más extraño era que no estaba colocado exactamente en una iglesia, sino en un lugar que parecía una sala de estar. Abrí mis ojos y le dije a Yesenia lo que acaba de ver, de un segundo a otro, el rostro de la joven cambió por completo y pronuncio:

-no me jodas!

Créanme que en mis años de médium, nunca había escuchado a alguien que exclamara algo así.

-No me jodas! Seguía repitiendo Yesenia. -No puedo creerlo, necesito mostrarte algo! y al acto seguido, se levantó de la mesa y me hizo seguirla al salón de estar. Al entrar a aquel cuarto quede completamente petrificado, en una de las paredes había un cuadro de Jesús de la misericordia y a los pies del cuadro había un banquillo de oración.

-Mi madre siempre fue una mujer muy católica, y en sus últimos días ya no podía ir a la iglesia, por lo que siempre se arrodillaba frente al cuadro a orar.

-Pues realmente, no me jodan! Respondí. Esta es la cosa más impresionante que he visto en mi vida. (solté una carcajada)

-Tu madre desde que llegue, me ha hecho sentir que debo rezar. Le dije.

-Definitivamente es algo que ella te hubiese pedido en vida, como te dije, ella era muy católica. Es sorprendente que aún siga siendo tan religiosa como en vida. Replico Yesenia.

A través de esta anécdota, trato de mostrarles que nuestras creencias y estados de consciencia nos acompañan aún después de la muerte. Como siempre les comento, todo lo que les transmito a través de lo que escribo, es basado en aquellas cosas que los espíritus me entregan, recomendándoles siempre que no lo tomen como una verdad absoluta, sino como información educativa, que les aporta a su crecimiento espiritual.

En este mismo sentido, los invito a que hagan una introspección y revisen todo aquello en lo que creen, para que puedan identificar cuales aspectos, actitudes y creencias desean que los acompañe, en la otra vida.

Grupo de Almas


Grupo de Almas

 

Durante mi trabajo como un médium-psíquico, son muchas las ocasiones en las cuales me topo con personas, que me relatan que en ocasiones han conocido a otras personas con las cuales sienten una gran conexión, siendo esa la primera vez que la ven. Mis pacientes en consulta me cuentan que el vecino, el hermano/a del amigo o incluso un niño, siendo la primera vez que le conocen les atrapa de una manera fantástica e inexplicable.

Esto va ocasionando grandes incógnitas tales como, ¿Es posible que podamos sentir una conexión con una persona ajena a nosotros o que apenas le estamos conociendo? ¿Es natural sentir reconocimiento de vida con aparentes “extraños”? ¿Por qué? ¿Qué nos hace sentir tan cercanos a alguien que apenas estamos tratando?

 

Hola, mi nombre es Bhagavan Vásquez y en este nuevo artículo les hablaré sobre un tema el cual es denominado por muchos sabios y ahora por mí persona como, GRUPOS DE ALMA.

 

Es impresionante como va transcurriendo el tiempo, como puedo ir releyendo cada uno de los pocos artículos que he publicado en esta página y observar su transformación y no solo eso, si no la trascendencia de mis conocimientos de un tiempo para acá, en dichos temas.

En este caso, les hablaré de un tema un poco complejo para muchos y fascinantes para otros, y es el hecho de esa sensación, que todos hemos vivido en algún momento de nuestras vidas, en las cuales nos encontramos con personas con las que sin ninguna razón aparentemente lógica, percibimos que ya le conocemos.

Son infinitas las ocasiones en las que muchas personas acuden a mis lecturas y me cuenta que estando en la calle, o en un supermercado o incluso en alguna reunión de amistades se tropiezan con alguien con la que sienten una sensación de conocerle, una sensación tan profunda que pueden llegar a sentirse confundidos, empezando a buscar en sus recuerdos el lugar, día o incluso año en la que le vieron, haciendo un gran esfuerzo que al final no tiene ningún resultado.

 

Lo cierto es que durante mi recorrido de vida como médium-psíquico que soy, he aprendido de los espíritus, que ese sentimiento de reconocimiento de vida que percibimos con alguien que apenas conocemos, es algo que en el mundo de los espíritus es denominado como GRUPO DE ALMAS.

 

 

Cuando el espíritu esta por encarnar en este plano físico, hace una selección previa y convenio con aquellas almas que le acompañarán y le ayudarán durante su proceso de reaprendizaje en la tierra. Dicho convenio tiene estipulado los papeles o parentescos que cada uno tendrá durante su estadía en la tierra, así como los procesos kármicos que deberán experimentar y sanar, el tiempo de duración presencial que tendrán en la vida física y emocional de cada alma del grupo. Así mismo, habrán almas que decidan integrase en dicho grupo, pero la diferencia será que éstas no compartirán algún proceso con las otras almas, dichos espíritus muchas veces irán solo como observadores o comodines momentáneos, y harán presencia en las vidas físicas de dichos almas como estrellas fugaces. La armonía física de dicho grupo de almas, estará regida por los procesos kármicos que éstas decidan traer a la tierra, así como también los vehículos vivenciales que deban ser experimentados para sanar dichos karmas. También, es importante para mí acotar, que la duración en tiempo –que éste no es más que una ilusión de este plano físico- es completamente incalculable, así mismo como el conocimiento preciso de quienes son los integrantes de dicho grupo o el tamaño del grupo.

 

 

Cuando en el grupo de almas los espíritus que lo conforman han trascendido sus conciencias, al desencarnar, éstas almas regresan al plano espiritual, para reunirse con otras almas y de este modo lograr reanalizar si es necesario o no el proceso de reencarnación al plano físico; o si bien, el espíritu está preparado para transitar junto a otras almas por otros planos o dimensiones espirituales.

Durante mi camino como médium-psíquico, mis guías espirituales me han brindado la oportunidad de reconocer algunos espíritus que conforman mi grupo de almas, por medio de información que recibo a través de las meditaciones que realizo. Entre ellos están tres (3) grandes amigos que desde el primer día en que los conocí tuve la posibilidad de saber que venían compartiendo junto a mí, desde vidas pasadas. El poder conocer esta información, me permite sanar de una manera más consciente, todos aquellos procesos kármicos que mi espíritu ha decidido traer en la maleta, para poder reaprender en este plano físico.

Es por esta razón que hoy les propongo observar a cada persona que les rodea, y recordar que ninguna de ellas ésta a tu lado por mera coincidencia, si no que desde el momento en el cual tu espíritu decidió acceder a esta gran escuela llamada tierra, estas personas decidieron junto a ti, vivir la mágica experiencia de vida llamada SER HUMANO.

Los niños Indigos y los niños Cristales en Venezuela


En esta nueva era están naciendo una serie de niños a los cuales se les llama Índigos y los llamados Cristales. Estos niños son fabulosos, son niños y jóvenes que nacen con facultades de poder ver y sentir seres que se encuentran en otros planos, muchos de estos niños o jóvenes tienen muchas de las capacidades que anteriormente les nombre. Sé que muchos tendrán dudas de ¿que son los Niños Índigos?  y ¿qué es un niño Cristal? en que se diferencian y como se reconocen?, es por esta razón que  en este nuevo tema les hablare un poco sobre ellos y porque son importantes en nuestra sociedad. Mi nombre es Bhagavan Vásquez y hoy les hablare de los niños y jóvenes Índigos o Cristal.

Para empezar debemos saber que es un niño Índigo y un niño Cristal, les daré la definición y luego les contare mis experiencias con ellos.

Según la escritora María de las Mercedes, en su blog nos describe: “Los niños índigos, son niños que entran a esta vida con un nivel de conciencia muy elevado, son almas de sabios, de maestros que provienen de niveles superiores de la luz y que son elegidos para que encarnen en este mundo y cumplan con importantes misiones de ayuda a la humanidad. Se les llama Índigos porque el color de sus auras es “AZUL INDIGO”. Entran al planeta para llevar a cabo trabajos que requieren de una gran responsabilidad. Todos son sanadores, que llegan a comunicar sus conocimientos de diferentes formas a todos los que los necesiten. Vienen a implantar justicia, a romper esquemas que están anclados en los diferentes niveles de la sociedad y que impiden que esta avance con claridad, honestidad y firmeza hacia el futuro”.

Características generales de los Niños Índigos:

  • Llegan al mundo sintiéndose reyes, y a menudo se comportan como tales.
  • Tienen la sensación de merecer estar donde están, y se sorprenden cuando los demás no la comparten.
  • No tienen problemas de valoración personal, a menudo le dicen a sus padres quiénes son.
  •  Les cuesta aceptar la autoridad que no ofrece explicación ni alternativa.
  •  Se niegan a hacer ciertas cosas, como por ejemplo esperar en una fila.
  •  Se sienten frustrados con los sistemas ritualistas que no requieren un pensamiento creativo.
  • A menudo encuentran formas mejores de hacer las cosas, tanto en la casa como en la escuela.
  • Parecen ser antisociales, a menos que se encuentren con personas como ellos.
  • No reaccionan ante la disciplina de la culpa.
  • No son tímidos para manifestar sus necesidades.
  • Les gusta ayudar a otros.
  • Se sienten atraídos por la música, el arte y la danza.

Los Niños Cristales: Un escritor llamado Steve Rother presento a la luz publica un libro en el cual hablaba acerca de una nueva energía que provenía de unos niños a los cuales llamo “Niños Cristales”. Con la publicación de dicho libro en el 2002, se empezó a correr la voz de la existencia de estos maravillosos niños; los niños Cristales tienen a diferencia de los niños Índigos, estos tienen el poder de la empatía, por lo tanto pueden sentir los sentimientos de otra persona y diferenciar si pueden confiar o no en ella.

Los niños cristales vibran en una frecuencia diferente a la de los niños Índigos, mientras que los Índigos son radicales, vinieron a romper con muchos patrones que posee la sociedad bien sean físicos, mentales o espirituales, los niños cristales vinieron a sembrar el amor en cada ser humano utilizando su poder empático. Se dice que algunos “índigos” han evolucionado hacia la condición “cristal” a través de una progresiva transformación del carácter. Esta modificación obedece a una adaptación serena que no genera crisis dolorosa alguna. Supone un paso desde la polaridad a la unidad y desde lo individual a lo grupal.

Características generales de los Niños Cristales:

  • Perciben con facilidad el temor en su entorno inmediato
  • Pueden amplificar su propio temor y proyectarlo en el entorno
  • Evitan invocar el miedo
  • Poseen un bajo perfil, son discretos y sumisos
  • Son positivos y serenos
  • Sólo piden lo necesario para sí mismos pero no dudan en exigir para los demás
  • Evitan el conflicto y la confrontación
  • Hablan poco, pero con mucha profundidad.
  • Poseen habilidades psíquicas
  • Poseen una gran capacidad afectiva
  • Les agrada pasar mucho tiempo solos

Ahora bien, en Venezuela existen niños Índigos y niños Cristales, el problema sigue siendo el mismo, la falta de información que poseen muchas personas sobre el tema. La mayoría de las personas en Venezuela, creen que los niños Índigos son solo aquellos que poseen una gran capacidad intelectual, y los confunden con “los Niños Genios” (que debo acotar, son maravillosos niños también) y con esto no pretendo dar a entender que los genios no son índigos y que los cristales e Índigos no tienen algo de genialidad, por supuesto que los tres se llevan de la mano, pero más no por completo, todos los niños Índigos y Cristales poseen exclusivamente capacidades o dotes psíquicos, y los niños genios poseen capacidades o dotes espirituales geniales, que les permiten hacer todo lo que un niño genio hace. En fin, volviendo al tema, durante mis cortos años me he topado con muchos niños índigos y cristales, incluso, varios de mis mejores amigos son índigos y uno es cristal, el problema radica  en que su estilo de crianza fue distinto y sus capacidades fueron bloqueadas por todos los banales conocimientos que han adquirido durante su vida; mi último encuentro con un niño índigo ocurrió hace varios meses, me encontraba en la tienda Toques Mágicos y una pequeña niña de tres o cuatro años de edad entro a la tienda, observo todo, me observo y me dijo: -¿Tú ves cosas cierto?” “¿tú también puedes ver a mis amigos los angelitos, verdad?”-, quede impactado, no sabía que decir, una niña más pequeña que yo, sin conocerme pudo descubrir que era médium, mi respuesta hacia ella fue -“claro, yo veo cosas, siento cosas, y también puedo hablar con tus amigos los angelitos”-,  ella sonrió muy inocentemente y empezó a pasear por la tienda, luego vio una hadas y me dijo: -ellas existen, yo las he visto y se disfrazan de mariposas para poder estar aquí-, nuevamente quede sorprendido, simplemente le dije:-¿cómo sabes todo esto?- -¿quien en tu familia te ha dicho esto?-, a lo que ella me respondió muy niñamente: -no o, mis amiguitos los angelitos son los que me lo dicen, ellos siempre me dicen cosas-. Luego de decirme esto, apareció la madre de la niña y la regaño, le dijo: -que haces aquí, te dije que no te movieras-, rápidamente le dije a la madre, -¿sabía usted que su hija es una niña índiga?-, a lo que ella me miro con duda y me pregunto -¿una niña que?-, una niña índiga le respondí, su hija puede ver, sentir e incluso oír cosas, puede percibir seres que se encuentran en otro plano, lo sabía?-, ella me miro, la miro y me dijo, -su abuela y su bisabuela son muy intuitivas, eran gitanas, e incluso su abuela mi madre antes de morir me dijo que ella es muy especial, que no la descuidara, claro no creí que se refiriera a eso-, pues si, le respondí yo, es muy intuitiva, así que trate de enseñarle sobre este mundo espiritual, ayúdela a que desarrolle sus dones índigos, porque el futuro dependerá de muchos niños como ella. La señora sonrió, y se despidió, desde entonces no los he vuelto a ver más, pero realmente fue una experiencia increíble.

Así como esta pequeña niña, existen otro en Venezuela, simplemente que necesitan que sus padres los ayuden a reencontrarse con su ser Índigo o Cristal, que les den las herramientas necesarias para que puedan desarrollar sus capacidades y así empiecen a trabajar en su misión que ayudara a mejorar la vida que actualmente conocemos.