Atrévete a ver más allá de lo que tus ojos pueden ver

Entradas etiquetadas como ‘médium’

Cuando no podemos despedirnos


Cuando no podemos depedirnos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El ser un médium-psíquico, me ha dado la oportunidad de conocer innumerables cantidades de personas, tanto en lecturas privadas, como en eventos públicos; acto que me ha permitido aprender de los procesos que éstos enfrentan, a través de sus pérdidas. A su vez, gracias a nuestro encuentro, he podido establecer conexión con muchos espíritus, quienes me han enseñado un poco más sobre el proceso de pasar de un plano a otro.

Uno de los temas más recurrentes en mis lecturas, ha sido, el no despedirnos de alguien cuando fallece. A pesar de que parece un tema insignificante, para muchas personas, el hecho de no haber estado al lado de un ser que se está yendo, resulta hasta traumático.

Diariamente, me preguntan ¿qué opinan los seres queridos fallecidos, sobre éste tema?, por lo que he decidido responder a esa pregunta con éste artículo.

Algo que he aprendido del mundo espiritual, es que TODO ESTÁ ESCRITO, llámenle libro de la vida, archivos akásicos, plan divino, guión cósmico, tratado universal, en fin, como quieran llamarle, a nivel espiritual todo está escrito.

Como lo expliqué en mi artículo “Grupos de almas” publicado anteriormente, cuando venimos al plano físico, decidimos previamente, todo lo que experimentaremos en nuestro viaje por la tierra, donde vamos a nacer, como nos vamos a llamar, quiénes van a conformar nuestro nexo familiar, amistades y sociales; así mismo decidimos que procesos vamos a vivir, como moriremos, quienes morirán primero o después de nosotros, y hasta quienes nos acompañarán el día de nuestra muerte. Este último punto es muy importante, ya que no todos estamos preparados para ver morir a alguien que amamos.

Para muchos, resulta complicado entenderlo, ya que no es sencillo comprender, que seamos NOSOTROS los prediseñadores de todo lo que nos ocurre, y sobre todo si muchas de esas cosas que nos suceden, no son de nuestro agrado. Pero hoy les digo, que SI, cada uno de nosotros, es responsable de cada situación buena o mala que ocurre en nuestras vidas, y está en nosotros, aprender a convivir con dichas situaciones.

Muchos espíritus me explican y me solicitan que les explique a sus seres queridos, que desde el plano espiritual, decidieron quienes estarían en el día de su muerte, debido a que el proceso de transición del plano físico al espiritual, aunque no lo parezca, es un momento sagrado; y muchos espíritus prefieren que aquellas personas que les acompañen durante su último aliento, sean personas que CONSCIENTEMENTE puedan sobrellevar la situación de manera armónica. Imaginemos que el morir, es como una fiesta, a la que nosotros como anfitriones, tenemos la potestad de decidir, quien SI y quien NO asistirá a la fiesta.

Esto es debido a que, si ya el simple hecho de cortar una relación de pareja, mudarnos a otra ciudad o país, y dejar un trabajo, es difícil y nos lleva tiempo el acostumbrarnos, imaginemos como es el hecho de ver a un ser al que amamos, dar su último respiro, y no poder hacer nada.

Muchas personas, entran en crisis, gritan, incluso intentan desaforadamente revivir al fallecido, y éste tipo de actos, no permite que el alma cruce en paz. Por lo que hay espíritus, que prefieren ahorrarse el show, y aceptar solo a aquellos que realmente no harán algún drama, mientras éste despega.

Así mismo, llamemosle orgullo o no, muchos espíritus no les gusta que los vean morir, por lo que esperan a que sus seres queridos vivos, estén fuera de la habitación donde éste se encuentra, para poder irse, incluso muchos esperan a irse a dormir, para que la muerte los abrace en silencio.

Con éste acto, no quieren que sus seres queridos vivos, se sientan triste, si no que más bien comprendan, que no les correspondía estar presentes porque no estaban preparados para dejarlos ir.

En este mismo sentido, aquellos que logran estar presentes cuando está muriendo un ser querido, es porque el observador tiene un posible miedo a la muerte, y el único modo de lo superes, es que enfrente el proceso viviéndolo.

Siempre les recomiendo a las personas, que en el momento en que está falleciendo un ser querido, intentemos mantenernos en calma, e incluso, ayudemos a que éste termine de irse de manera armónica, tomándole la mano y dándole las gracias, diciéndole que cruce a la luz en paz, y pidiéndole a nuestros seres queridos que ya se encuentren en el más allá, que acompañen al alma del ser que se está yendo. Incluso, pueden hablarle al oído, debido a que éste órgano, permanece unido por 24 horas al espíritu, y todo lo que se le susurra a un muerto en el oído, será escuchado por su espíritu.

Por otro lado, a aquellos que no pueden estar presentes, les recomiendo que en silencio hagan una oración de corazón, dirigida al alma del ser que se va, dando gracias por todo lo compartido en vida, porque respetan la decisión de no haberlos elegidos para que verlos fallecer.

Anuncios

Grupo de Almas


Grupo de Almas

 

Durante mi trabajo como un médium-psíquico, son muchas las ocasiones en las cuales me topo con personas, que me relatan que en ocasiones han conocido a otras personas con las cuales sienten una gran conexión, siendo esa la primera vez que la ven. Mis pacientes en consulta me cuentan que el vecino, el hermano/a del amigo o incluso un niño, siendo la primera vez que le conocen les atrapa de una manera fantástica e inexplicable.

Esto va ocasionando grandes incógnitas tales como, ¿Es posible que podamos sentir una conexión con una persona ajena a nosotros o que apenas le estamos conociendo? ¿Es natural sentir reconocimiento de vida con aparentes “extraños”? ¿Por qué? ¿Qué nos hace sentir tan cercanos a alguien que apenas estamos tratando?

 

Hola, mi nombre es Bhagavan Vásquez y en este nuevo artículo les hablaré sobre un tema el cual es denominado por muchos sabios y ahora por mí persona como, GRUPOS DE ALMA.

 

Es impresionante como va transcurriendo el tiempo, como puedo ir releyendo cada uno de los pocos artículos que he publicado en esta página y observar su transformación y no solo eso, si no la trascendencia de mis conocimientos de un tiempo para acá, en dichos temas.

En este caso, les hablaré de un tema un poco complejo para muchos y fascinantes para otros, y es el hecho de esa sensación, que todos hemos vivido en algún momento de nuestras vidas, en las cuales nos encontramos con personas con las que sin ninguna razón aparentemente lógica, percibimos que ya le conocemos.

Son infinitas las ocasiones en las que muchas personas acuden a mis lecturas y me cuenta que estando en la calle, o en un supermercado o incluso en alguna reunión de amistades se tropiezan con alguien con la que sienten una sensación de conocerle, una sensación tan profunda que pueden llegar a sentirse confundidos, empezando a buscar en sus recuerdos el lugar, día o incluso año en la que le vieron, haciendo un gran esfuerzo que al final no tiene ningún resultado.

 

Lo cierto es que durante mi recorrido de vida como médium-psíquico que soy, he aprendido de los espíritus, que ese sentimiento de reconocimiento de vida que percibimos con alguien que apenas conocemos, es algo que en el mundo de los espíritus es denominado como GRUPO DE ALMAS.

 

 

Cuando el espíritu esta por encarnar en este plano físico, hace una selección previa y convenio con aquellas almas que le acompañarán y le ayudarán durante su proceso de reaprendizaje en la tierra. Dicho convenio tiene estipulado los papeles o parentescos que cada uno tendrá durante su estadía en la tierra, así como los procesos kármicos que deberán experimentar y sanar, el tiempo de duración presencial que tendrán en la vida física y emocional de cada alma del grupo. Así mismo, habrán almas que decidan integrase en dicho grupo, pero la diferencia será que éstas no compartirán algún proceso con las otras almas, dichos espíritus muchas veces irán solo como observadores o comodines momentáneos, y harán presencia en las vidas físicas de dichos almas como estrellas fugaces. La armonía física de dicho grupo de almas, estará regida por los procesos kármicos que éstas decidan traer a la tierra, así como también los vehículos vivenciales que deban ser experimentados para sanar dichos karmas. También, es importante para mí acotar, que la duración en tiempo –que éste no es más que una ilusión de este plano físico- es completamente incalculable, así mismo como el conocimiento preciso de quienes son los integrantes de dicho grupo o el tamaño del grupo.

 

 

Cuando en el grupo de almas los espíritus que lo conforman han trascendido sus conciencias, al desencarnar, éstas almas regresan al plano espiritual, para reunirse con otras almas y de este modo lograr reanalizar si es necesario o no el proceso de reencarnación al plano físico; o si bien, el espíritu está preparado para transitar junto a otras almas por otros planos o dimensiones espirituales.

Durante mi camino como médium-psíquico, mis guías espirituales me han brindado la oportunidad de reconocer algunos espíritus que conforman mi grupo de almas, por medio de información que recibo a través de las meditaciones que realizo. Entre ellos están tres (3) grandes amigos que desde el primer día en que los conocí tuve la posibilidad de saber que venían compartiendo junto a mí, desde vidas pasadas. El poder conocer esta información, me permite sanar de una manera más consciente, todos aquellos procesos kármicos que mi espíritu ha decidido traer en la maleta, para poder reaprender en este plano físico.

Es por esta razón que hoy les propongo observar a cada persona que les rodea, y recordar que ninguna de ellas ésta a tu lado por mera coincidencia, si no que desde el momento en el cual tu espíritu decidió acceder a esta gran escuela llamada tierra, estas personas decidieron junto a ti, vivir la mágica experiencia de vida llamada SER HUMANO.

Mediums Vs Brujos


Mediums vs Brujos

Ser un médium-psíquico me ha permitido viajar y conocer a muchas personas, es realmente impresionante como mi vida ha cambiado desde que descubrí mi don o mejor dicho, desde que me hice consciente de dicha habilidad; sea como sea, ha sido una gran experiencia de la cual siempre estaré agradecido.

No les mentiré, no ha sido fácil y más cuando en Venezuela -hermoso país del cual estoy orgulloso de haber nacido- no existe una consciencia sobre el mundo de médiums, debido a que al ser una nación de costumbre y culturas mezcladas, uno de los grandes retos ha sido hacer entender a las personas que ser un médium-psíquico NO TIENE NADA QUE VER CON SER SANTERO O PALERO O ESPIRITÍSTA, y les confieso…NO HA SIDO NADA FACIL.

Hola a todos, mi nombre es Bhagavan Vásquez y este nuevo artículo se llama Médiums vs Brujos.

No tengo nada en contra de las creencias de otras personas, realmente me considero un ser humano con una mente abierta –tal vez por mi don, que me permite ver más allá de lo que otros ven-, pero en fin, sea como sea, estoy siempre abierto a nuevos conocimientos; en lo único que no estoy de acuerdo es que las personas utilicen mal los términos, y es algo que sucede siempre y más con este tema del mundo de los médiums.

En Venezuela por ser un país tan cosmopolita y sobre todo por sus antecedentes históricos, se ha tenido la visión de que una persona bruja (santera, palera o curandera) es un médium o tiene que ver con el mundo de los médiums; algo que sin ninguna duda me parece una ofensa y sobre todo un completo error.

En muchas de mis sesiones o lecturas grupales, son muchas las personas que vienen a mí a preguntarme ¿cuál es la diferencia entre un médium y un brujo? a lo que mi respuesta siempre ha sido: existen dos tipos de espiritismos, el tradicional europeo, donde encontraremos a los famosos videntes y mentalistas del mundo, los cuales usaban cartas de tarot, bolas de cristal, métodos de hipnosis y del lado de los médiums, las famosas mesas movibles, la escritura automática, la psicometría y los prestadores de cuerpo o mejor conocidos como médiums físicos; todos estos pertenecientes al espiritismo europeo.

El otro es el espiritismo latinoamericano, donde encontraremos a los famosos “brujos” (santeros, paleros y curanderos) que utilizan toda clase de medios para poder lograr y tratar de comunicarse con sus deidades, las cuales pueden “supuestamente” ayudarles a predecir el futuro y conectarse con alguno que otro espíritu.

Lo cierto es que, de un tiempo para acá, se han confundido los términos y las diferencias, ya que por lo menos en muchos países de latinoamérica, pero hablando específicamente de Venezuela, no existe mucha información con respecto al mundo de los médiums, provocando que muchas personas siempre lo asocien con todas esas loqueras de brujos, curanderos y Dios sabe que más.

Es importante para mi resaltar, que un médium es una persona que nace con la habilidad de poder comunicarse con altas esferas o niveles espirituales y de este modo, logra decodificar y entregar mensajes de los espíritus del más allá, lo más claro y preciso posible, para aquellos familiares vivos. La mediunidad, es una habilidad que muy pocos poseen, es por ello que se dice que muchos médiums podemos ser videntes o psíquicos, pero muy pocos videntes o psíquicos pueden ser médiums; ya que es una capacidad que no puede ser desarrollada así como así.

En este mismo sentido de ideas, el médium siempre se comunicará con seres de luz que se encuentran en altas esferas celestiales y su primer objetivo como médium será, enseñar a sus sequitos a conectarse siempre con la luz y el amor, pero sobre todo a confiar y conectarse con la suprema fuente (Dios, Allah, Heova, Yaveh, Yah, Cristo, Krsna, Divinidad, Energía o como quieras y prefieras llamarle); un médium no necesita otro medio para conectarse con los seres del más allá y sobre todo no posee poderes mágicos capaces de controlar la materia y menos practica ningún tipo de magia o vudú, al menos que sea la magia del aquí y el ahora, del perdón y la del amor incondicional; siendo un médium es solo eso, un medio o canal para que dos mundos se puedan comunicar, en perfecta armonía y desde la luz.

Ahora bien un “brujo” es una persona que necesita algún tipo de medio (tabaco, caracoles, santos, entre otros) e incluso alguna bebida espirituosa (alcohol), para tratar de comunicarse con “el mundo espiritual.” Los brujos aseguran poseer poderes mágicos –cosa que a mi parecer no es verdad- que les permiten controlar o dominar la materia a su antojo. A través de las experiencias y relatos que me cuentan mis pacientes, un brujo presta su cuerpo para que alguna deidad o santo se introduzca en su cuerpo y por unos minutos puedan hablar con los vivos, cabe acotar que la gran mayoría de esos santos pertenecen a unas llamadas cortes, como la corte malandra, la corte de los don juanes y así sucesivamente (todos ellos personas que en vida vivieron una serie de situaciones caóticas y que por alguna razón terminaron siendo santo de la devoción de dichos brujos). Los espíritus de estas personas, se encuentran en niveles energéticos muy densos, hecho que les imposibilita el poder ayudar a los vivos, por su parte las sombras pueden hacerse pasar por ellos y jugar y burlarse de aquellos que les invocan.

Como un médium-psíquico que soy y a través de las comunicaciones que realizo con el más allá, puedo asegurarles que  en el mundo de los espíritus ningún ser puede hacer que ocurran cosas malas, y menos nadie puede montar muertos o algo por el estilo ya que los espíritus cuando pasan a la luz están siempre en constante amor, constante luz y constante paz.

Entonces, ¿existe diferencia entre los médiums y los brujos?, absolutamente si, la mediunidad  es una habilidad con la que nacen algunas personas y la brujería simplemente una práctica poco fiable.